El huracán ‘Harvey’ castiga Houston con inundaciones sin precedentes

 

La ciudad de Houston (Texas) la cuarta más poblada de Estados Unidos, está bajo el agua. Los diversos canales que cruzan la urbe y sus suburbios comenzaron a ceder el sábado por la noche por las intensas lluvias provocadas por la tormenta Harvey desde el viernes. Hasta ahora hay seis muertos contabilizados. En algunos sectores de Houston, el agua ha llegado hasta los tejados de las casas, inundando carreteras y vecindarios completos. Los aeropuertos y las principales vías de comunicación están cerrados. Ante la previsión de que la lluvia continúe a este ritmo durante días, el presidente Donald Trump ha anunciado que acudirá a Texas el martes.

Las autoridades temen que la situación se agrave cuando en los próximos días descienda el agua del interior del estado a las localidad de la costa. “La situación es grave y va a empeorar”, advirtió el gobernador de Texas, Greg Abbott, en la cadena Fox News. Los daños ascienden a “miles de millones de dólares”, aseguró. “Aunque haya algo de calma hoy, no piensen que la tempestad ha terminado”, declaró de su lado el alcalde de Houston, Sylvester Turner, llamando a los residentes a quedarse en casa y evitar salir a la calle

El Centro Nacional de Huracanes (NHC) aseguró que no existen precedentes de inundaciones de este tipo, dato que el Servicio Meteorológico Nacional (NWS) confirmó a través de su cuenta de Twitter: “Este fenómeno no tiene precedentes y la totalidad de su impacto es aún desconocida y puede ir más allá de todo lo ya experimentado”.

Las autoridades han realizado más de 1.500 rescates de vehículos y casas. El alcalde de la ciudad, Sylvester Turner, aseguró que las inundaciones “son catastróficas y ponen en riesgo la vida de los residentes”. Los operadores del número de emergencia 911 en Houston recibieron 56.000 llamadas en un lapso de 15 horas. Houston tiene 2,3 millones de habitantes.

Pánico e huidas

El pánico ha invadido a la población. Algunas personas han tratado de escapar en sus coches, pero eso ha creado mayores problemas, ya que los vehículos se quedan atrapados en el agua. Varios tornados han tocado los suburbios de la ciudad. En el sector de Missouri City, al oeste de Houston, un tornado dejó al menos 50 casas destruidas. Y la lluvia no cesa. Según el Servicio Nacional de Meteorología entre el sábado y la mañana del domingo Houston y Galveston habían recibido 60 centímetros de agua.

“Necesitaremos años para recuperarnos de este desastre”, dijo el responsable de la agencia federal de situaciones de emergencia, Brock Long.

María José Barros, quien vive en Cinco Ranch,contó a EL PAÍS cómo se está preparando para una inundación. “Estamos tratando de llegar a Home Depot por sacos de arena. Despejamos todo el primer piso y hemos puesto las cosas más valiosas a un metro por sobre el suelo”. “Subimos comida y agua, para subsistir por varios días en caso que el agua no nos deje salir”, explicó.

Barros recorrió los sectores aledaños a su casa donde la mayoría de los vecinos se trasladaban a pie para evaluar daños y potencial de inundación en los caudales cercanos a sus hogares. Algunas personas incluso utilizaban canoas para desplazarse.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, aún no ha anunciado nuevas zonas de evacuación desde el sábado por la tarde. Hasta el momento, 22 ciudades y condados de Texas han recibido órdenes obligatorias de evacuación. Abbott ha activado a 3.000 miembros de la Guardia Nacional para ayudar en las tareas de rescate.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s